1/11/09

Destellos de sueños dominicales

Iban en la bici que no tengo, por un camino rural desconocido e inverosimil, la tarde caia con los mas perfectos colores, el viento agitaba mi inexiste cabello y una parvada de pericos con exhuberantes colas surcaban el cielo, alcance a escuchar las maldiciones que aprendieron en las elocuentes platicas de las vecindades, "yacalmatepinchemuchacho" con inigualable acento.

Llegue a una carretera, de dos carriles, y el paradigma del motociclista gringo y renegado venia hacia mi, de suerte hablaba español, conversamos cosas sin importacia, yo le segui el paso, si, en bici, seguimos la carretera que conducia a una depresion en el paisaje, triste, pero me gustaba seguir ahi, viendo la silueta del motociclista contra el cielo surcado de pajaros groseros, de pronto se nos cerraron unas minimotos de pista, eran tres sujetos con sus respectivos cascos, y nos detuvimos, y resulta que uno de ellos era mi entrañable amigo alias "Ratoncillo"y a los otros no los conocia. Despues de los rigurosos y calidos saludos centraron su atencion en el motociclista, querian venderle algun artefacto parecido a una pantalla de laptop con informacion y mapas de las carreteras, trucos mecanicos e imagenes porno, genial para cualquier animal de la carretera, pero el se nego, llegamos a lo que parecia un caserio vulgar y pobreton, y resulta que era un motel de paso, el "Ratoncillo" y compañia seguian hablando con el motociclista, y el Ratoncillo me dijo que les pidiera habiataciones para todos, y que lo esperara, yo estaba nervioso.

El lugar no me gustaba nada y traia conmigo mi inseparable mochila, llena de objetos valiosos para mi, ademas el Ratoncillo no era precisamente un dechado de virtudes y tenia la seguridad de tramaba algo ilegal, asi que espere y bebi algo en la cocina del lugar, se hacia tarde, y no se porque espere tanto, ya habia oscurecido, y de mis acompañantes nada, me senti solo, y desprotegido, se me dijo que tenia que pagar mucho por las pocilgas que llamaban habitaciones, yo no traia dinero suficiente, no podia irme, carajo, se me ordeno que debia quedarme ahi, y no pude contradecir, eran muchos rancheros siniestros, y no se me antojaba conocer sus reacciones ante mi negativa, lo mejor era esperar y tomar una oportunidad, y me acoste en una cama espantosa, en mi habitacion oscura, y entro una tipa gorda y vulgar, y en sus ojos vi las mas perversas ideas hacia mi personita, y en efecto queria el pago en especie, valgame Dios y todos los Santos y los Rudos, una noche con su inseguro servidor, me revolvi incomodo, trate de mostrarme agradable, con la sensacion de que resultaba tan falso como un billete de tres pesos, alegue que queria una habitacion mejor, para que resultara mas placentera la noche con semejante dama, y al salir nuevamente al patio del caserio se armo un alboroto, unos perros gigantes como becerros estaban peleando en el patio, uno estaba tirado y me acerque a el, los demas campesino siniestros detuvieron a los otros dos y vi como agonizaba el que resulto herido, era como un osos, gracias a al altisimo no sali 5 minutos antes, y el campesino que parecia el jefe de la tribu maligna dijo a los otros que realizaran las disposiciones para cocinarlo, carajo, ¿Y si me esperaba los mismo? Me senti en una mala pelicula mexicana (como si hubiera buenas) de terror y aprovechando una distraccion de mi pretendienta sali huyendo a la noche, el como llegue a lugar seguro no lo recuerdo, pero algo bullia en mi interior, venganza.

Encontre a uno de mis nuevos enemigos cerca de un canal de aguas sucias, se sonrio al verme, y me arroje sobre el, lo tundi y lo lance al canal, senti una enorme satisfaccion al verlo ahogandose con toda la inmundicia liquida, aunque el pozo no era profundo, y fui a por el otro. Lo halle a escasos momentos y con el descargue con renovada furia, habia una especie de maquinaria limpiando estiercol de animales, lo golpee y lo arroje a la mierda que levantaba la maquinaria, y vi su cuerpo triturandose, figuradamente, en la porqueria, no lo mataria, pero se iba a acordar de mi. Jajajajajajaja. Faltaba el ex-amigo ratoncillo, yo era un felino muy enojado y me iba a divertir, la traicion es algo que no soporto y me exige medidas drasticas.

Entonces desperte.

Y muy contento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No mames cabron, que te fumas para soñar todas esas pendejadas.

Danihell dijo...

la carretera es un ensamble de algunos caminos q conozco, lo pericos los saque del loro de Juvenal Urbino en El amor en los tiempos del colera y asi sucesivamente, la piel de lo perros era mi cobertor seguramente y lo de la damicela si fue una pesadilla.

@lex dijo...

aaaaa mira, que padre....
en serio, que fumas??

Juan Jesus dijo...

No cabe duda que cada dia estas bien loco cabron