23/7/09

Diabloggos

Estas cansado, no es tan grave.

No, es algo mas...

Va, lo que sucede es que te duele el cuerpo.

No, señor, es el alma, es por dentro, es un dolor metafisico, mi alma contaminada afecta la materia que la encarna, puesto que sabes que una precariedad del espíritu es que no puede ser sino mediante el cuerpo. Es ahí, donde se unen.

No has expulsado a los diablos.

Es que no puedo. La garganta me quema, no respiro bien, te imaginas que tragedia, no aspirar el viento, no soporto el suelo, sabes que significa para mi no poder correr para largarme lejos.

Ya, te entiendo.

No, tu no sabes nada, solo me calmas como si fuera un niño.

Lo eres.

Si, también, pero soy como un niño anciano, imagina que monstruo, no puedo distraerme, ya no puedo dibujar, ni hacer travesuras, hoy se llaman delitos, ni siquiera figuras de lodo, puedo ser un niño, si quieres, pero no me siento como tal.

Exageras, eres feliz.

Si, maldita sea, y eso es lo peor, ni de cerca puedo sentirme perdido, el problema es que se donde estoy, y no es donde quiero estar, se que esta bien pero quiero estar mejor, y mi maldito ser no responde, se queda ahí, agotado, distraido, tratando de mantener la cordura, como si todas mis fuerzas se fueran en ese intento.

Lo que pasa es que estas loco, yo no existo, es mas, lo sabes y aun así lo escribes.

Si... Tal vez tienes razón.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

lo escribiste tu???????

Danihell dijo...

of course

Guillermo dijo...

Pinche loco.

Carlos A. Zaragoza -MW dijo...

Como ver en un espejo la imagen que se distorciona con el paso de los años...

Me encuentro de curioso en esta dirección, ya alguna vez la había visitado (Gracias Denisse!!), seguiré leyendo, parece que algunas líneas pudieran haber sido escritas por mi, eso si, si es que a mi se me hubiera ocurrido escribirlas

Saludos